El trabajo de tus sueños

Una noche, cenando con mi hermana y mi prima en un restaurante italiano, cuando sorbía los últimos espaguetis de mi plato una de las dos me preguntó:

– ¿Si te dieran carta blanca, qué trabajo elegirías?

Yo me quedé pensativa y me limpié los restos de salsa de la barbilla. Me di cuenta de que aunque llevaba más de quince años trabajando en puestos de dirección en tres empresas distintas, jamás me había hecho esa pregunta. Con la carrera, el master y varios idiomas, lo natural era que me dedicase a ganar dinero, y es exactamente lo que hacía, pero esa pequeña pregunta me había descolocado.

Al contrario que otras veces, ellas, en vez de continuar hablando, esperaron pacientes mi respuesta.

Me había ido bien en el trabajo, siempre hacia arriba: mejores puestos, mejores salarios, mejores casas, o al menos más grandes. ¿Y ahora qué? ¿Cuál era el trabajo de mis sueños? ¿Un nuevo ascenso? ¿Más dinero?

Al final respondí:

– Lo curioso es que el trabajo de mis sueños no es un trabajo… o sí, pero no lo que solemos llamar un trabajo.

No recuerdo si me bombardearon a preguntas o si se quedaron calladas, porque mi mente seguía en otro lado. Creo que me daba miedo pronunciar las palabras que iba a decir:

– En realidad, en mi sueño no me veo trabajando, me veo escribiendo.

Creo que las sorprendió bastante, pero sin duda, la que estaba atónita era yo misma.

Como nadie decía nada, le pregunté yo a una de ellas:

– ¿Y el tuyo?

Ella respondió con un lacónico “no lo sé”, y cambió de conversación: hablamos de niños, trabajo, hombres, madres, maridos… Si alguien me hubiera visto desde fuera, habría pensado que yo seguía la charla con interés, pero lo que les había dicho vibraba por dentro, acompañado de la sorpresa que me había producido.

Durante unas semanas, ni me acordé de aquella cena, pero dos meses después, me llegó a casa una publicidad de un Taller de Escritura Creativa, y aunque suena obvio, y probablemente lo es, lo más obvio es lo que más nos cuesta reconocer: pero aquella vez me dejé llevar y reconocí que era una señal.

Me apunté al Taller y, desde entonces, no he dejado de escribir ni un día; en cambio sí he dejado de trabajar en el sentido usual de la palabra. Empecé a dar clases en la universidad, y dejé también esa casa tan grande que me obligaba a ganar cada vez más para mantenerla. Estoy escribiendo mi cuarto libro y tengo los próximos pensados.

A veces se me hace un poco cuesta arriba, porque el trabajo literario es lento y los resultados no son inmediatos, pero no olvido algo que dijo Punset: “La felicidad está en la antesala de la felicidad”.  Mi interpretación de esa frase es que la plenitud, palabra que me resulta más asequible, está en la persecución de los sueños; y yo creo que no he tenido una época más plena en mi vida, y sigo persiguiéndolos.

Y en tu caso, si te dieran carta blanca ¿qué trabajo elegirías? Piénsalo bien, porque como dijo Jabobsen “…una vida despojada del vicio alegre de los sueños, no es una vida digna de vivir. Al fin y al cabo, la vida tan solo tiene el valor que le confieren los sueños”.

Artículos relacionados:
Gestiona tu tiempo para ser más feliz
6 pistas para que cualquier trabajo te salga mejor
8 formas de que tus ideas sean más creativas
Otra vez es primavera
 

Acerca de Natalia Gómez del Pozuelo

Nací en Madrid el siglo pasado (el año da igual ¿verdad?), estudié Empresariales e hice un postgrado en Marketing por la universidad de Berkeley, lo que me sirvió para trabajar más de 15 años en diferentes puestos directivos de varias empresas multinacionales. En ellas aprendí mucho sobre gestión, proyectos, marketing y comunicación. Salir de España y vivir en varios países me hizo entender que “tener razón” no es importante, lo que sí es crucial es mantener la mirada abierta y creativa para observar la realidad desde diferentes puntos de vista y tratar de vivir en consonancia con aquello que nos produce bienestar. Por ello, un día, en un momento de lucidez decidí cambiar de rumbo y dedicarme a escribir. Hoy, 10 libros y muchos artículos después, siento que hago lo que de verdad me gusta, tanto en la escritura como en la formación y en las conferencias que imparto.
Esta entrada fue publicada en Cultura, Habilidades, Literatura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a El trabajo de tus sueños

  1. Manu dijo:

    Hola Natalia. Entiendo perfectamente eso que sentiste aquella noche. Yo también lo he sentido, aunque con algunas diferencias. No estaba en un restaurante y la pregunta no me la hizo una hermana o una prima. Estaba en mi propia casa y la pregunta me la hice yo mismo. Tenía 12 años.

    De repente, una tarde cualquiera, me cuestioné qué quería hacer con mi vida, siendo consciente de que lo que decidiera iba a ser fundamental para ser feliz -o no- en el resto de mis días. Y la respuesta no fue un oficio. No me dije: “Veterinario”, “abogado” etc… Cogí un papel y un bolígrafo y me puse a contar mi infancia. Fíjate, qué tendremos que contar a esa temprana edad. A los pocos días descubrí que lo que realmente me apetecía hacer era contar historias. Y en esas estoy.

    Aún no he escrito ningún libro, lo reconozco, pero he contado miles de historias en prensa, internet y, sobre todo, televisión, donde he trabajado los últimos doce años.

    A día de hoy sigo sintiendo viva aquella vibración interior.

  2. LOLA dijo:

    HOLA MI HISTORIA ES TOTAL MENTE DIFERENTE .ME CASE A LOS 20 A LOS 40 ME SEPARE Y DESDE ENTOCES ESTOY BUSCANDO UN TRABAJO DONDE ME ASEGUREN .YO SOY AUXILIAR DE GERIATRIA , PERO HE TRABAJADO DE TODO PERO EVENTUALMENTE PORQUE CON 53 AÑOS QUE TENGO AHORA SIGO BUSCANDO UN TRABAJO . PORQUE TENGO DERECHO HA VIVIR

  3. Arte y Psique dijo:

    Hola Natalia. Muy interesante lo que dices. En mi caso ingresé a la Universidad con ganas de comerme al mundo y cambiarlo (Estudié Psicología Social). En el camino los sueños se fueron quedando atrás. Egresé e inmediatamente me integré al campo laboral, ya con todo el lío que se da dentro del trabajo olvidé muchas cosas importantes que me gustaban y que ya no hacía. Hasta que un día dejé mi trabajo para tomarme un año sabático lejos de mi país de origen. Ahora estoy redescubriendome nuevamente con todos mis ilusiones perdidas en las cuales yo quería aplicar mi profesión , estoy encontrando nuevos deseos y habilidades que si hubiera seguido trabajando nunca las hubiera descubierto….en fín. Te cuento esto porque tu anécdota me hizo recordar que podemos hacer las cosas que nos causan placer si somos valientes para dejar todo (en este caso la seguridad económica) e ir por los sueños, claro, esta no es una decisión fácil, ya que arriesgar la seguridad en estos tiempos provoca una gran angustia al inicio, pero no olvidemos que podemos adaptarnos a las nuevas circunstancias y sentir que realmente estamos vivos al hacer las cosas que nos llenan y dan sentido a nuestro existir.
    Saludos!

  4. maria paz dijo:

    Hola!Este artículo me ha hecho pensar mucho…Soy Licenciada en Geografía en Historia,he trabajado en gestión de documentación, archivos,bibliotecas(y otro tipo de trabajos que no tienen nada que ver con actividad intelectual ya que tengo que mantener una casa y a un peque de 10 años…).Hace unos meses hice un curso de Corrección Editorial y actualmente me gano la vida con clases extraescolares de Ortografía y Gramática.Soy una inconformista (mi mente siempre esta despierta y trabajando), pero he llegado a la conclusión que sería casi feliz si pudiera dedicarme a corregir y redactar textos,realizar informes de lectura y durante ciertos periodos dedicarme a colaboración cultural en cualquier lugar del mundo.Y ya está.Ni gran sueldo ,ni gran responsabilidad.Solo eso.Pero hasta ahora nadie me ha dado esa oportunidad.Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s