¡Ahora sé por qué son adictivas las redes sociales!

El otro día, sentada frente al mar con un cielo de tormenta que solo  dejaba pasar uno pocos rayos afilados…

¡Me encontré pensando en 140 caracteres!

¿Sería para contarlo?

¡Horror! me dije: vacía la mente y disfruta del paisaje.

Poco tiempo después, cuando mi post Las 7 claves para hablar en público sin nervios tuvo más de 3.000 visitas, me pasé dos días dándole vueltas al porqué. ¿Qué tenía ese artículo que no tuvieran los demás? (Si lo sabes, por favor, deja un comentario).

A partir de ese momento, miraba las estadísticas de mi blog constantemente, no lo podía evitar. Era (y es) casi una obsesión: “he pasado de 6.000 seguidores en twitter”, pensaba, o “he tenido 533 visitas, qué raro para un domingo”… (supongo que te has encontrado en situaciones parecidas) y reflexionaba sobre ese magnetismo de las cifras que te atrapa.

Recordé, entonces, que en mis primeros años profesionales, cuando trabajaba en Carrefour (el antiguo Continente), los lunes, según llegaba, casi antes de saludar a los compañeros, encendía el ordenador para ver cómo habían ido las ventas del fin de semana y lo mismo me sucedió en otras empresas en las que estuve, aunque las cifras, en vez de ser de pizza congelada fueran de líneas telefónicas.

Cuando dejé el trabajo por cuenta ajena para dedicarme a escribir y a la docencia, viví unos años tranquilos en los que no había estadísticas cautivadoras que consultar, pero en cuanto se han asomado de nuevo a mi vida  ¡me han pescado!

Lo curioso es que con las redes sociales no hay competitividad (al menos en mi caso), pero está ahí la adicción a los números, que en realidad es adicción a “superarse” en los casos en los que no hay objetivos concretos, tal vez porque uno mismo es la persona más exigente que hay. En los casos en los que sí hay objetivos que alcanzar, estos funcionan como una zanahoria.

Muchos dicen que los números (cantidad) no son importantes, que es la calidad lo que cuenta pero, en realidad, lo que cuenta dependerá del objetivo de cada uno.

¿Tienes claros tus objetivos en redes sociales o estás acumulando números?

Si todo el esfuerzo que hago yo en redes sociales, no me sirve para vender Buen padre, mejor jefe o la novela Dos de tres o para que me contraten cursos o ponencias, no tendría “utilidad” práctica pero ¿y lo que disfruto si a otros les resultan útiles mis artículos?, luego también hay un componente adictivo de nuestro “yo social”: la interrelación con los otros.

Números, relaciones y ganas de superarse, parece que de eso va “la vaina”.

Lo que no sé es si ese afán de superación es lo que hace avanzar el mundo o lo que lo está destruyendo. Tal vez ambas cosas.

Si te ha gustado este artículo, también puedes leer:
Variedades digitales de 2012 y tendencias para 2013
¿A dónde nos lleva lo digital?
11 tonterías sobre redes sociales
Por qué unos artículos tienen más lectores que otros
 

Acerca de Natalia Gómez del Pozuelo

Nací en Madrid el siglo pasado (el año da igual ¿verdad?), estudié Empresariales e hice un postgrado en Marketing por la universidad de Berkeley, lo que me sirvió para trabajar más de 15 años en diferentes puestos directivos de varias empresas multinacionales. En ellas aprendí mucho sobre gestión, proyectos, marketing y comunicación. Salir de España y vivir en varios países me hizo entender que “tener razón” no es importante, lo que sí es crucial es mantener la mirada abierta y creativa para observar la realidad desde diferentes puntos de vista y tratar de vivir en consonancia con aquello que nos produce bienestar. Por ello, un día, en un momento de lucidez decidí cambiar de rumbo y dedicarme a escribir. Hoy, 10 libros y muchos artículos después, siento que hago lo que de verdad me gusta, tanto en la escritura como en la formación y en las conferencias que imparto.
Esta entrada fue publicada en Escritora, Redes Sociales y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¡Ahora sé por qué son adictivas las redes sociales!

  1. Fotosbonicas dijo:

    A veces!! un conjunto de todo, Redes, Televisión, Radio, convivencia con las personas, nos ayudan a ser más objetivos, no podemos serlo, si solo nos guíamos por un tipo de información, aunque nos encante.

  2. Fotosbonicas dijo:

    Fotos Bonicas G A
    Creo que las redes sociales son un fenómeno que se puso de moda hace unos años, pero que Facebook, twitter, Tuenti, y alguna otra más, han destacado por la importancia que le da al propio individuo, facilidad de relacionarse con personas que sin ellas!! hubiese sido imposible, pero también tienen sus peligros, quizá más de los que imaginamos.

  3. Joan dijo:

    Antes de nada darte la enhorabuena por tus artículos. Te sigo en twitter y te leo!! Respecto a la pregunta de: ¿Por qué has recibido 3000 visitas en ese artículo de hablar en público? Yo creo que la gente es por naturaleza curiosa, tiene miedos y busca soluciones rápidas a sus problemas.
    Si a una persona con miedo a hablar en público ve el título de tu artículo, la curiosidad le hará entrar… Imagínate que lo lee y ahí esta la fórmula secreta para acabar con ese miedo. Es irresistible y entran.

  4. Isabel Díaz dijo:

    Hola Natalia:

    Me ha gustado tu post. Yo he padecido algo de ese pánico escénico de hablar en público. Quizá por eso prefiero escribir.
    Como tú, también me pregunté si el afán de superación es bueno o nos destruye. Pienso que siempre es bueno: Es más difícil subir una montaña, mientras que lo fácil es dejarse arrastrar hacia abajo. Eso es aplicable a cualquier ámbito. Si el fin y los medios son buenos no hay que dudar, aunque dicen que la virtud está siempre en el término medio porque, si no te das respiro, puede acabar destrozándote.
    Por otro lado está la famosa distinción entre sana competitividad y emulación de las virtudes ajenas frente a la competencia desleal y el peligro de la envidia, el orgullo o la arrogancia que se pueden colar en el empeño por superarnos.

  5. Miguel T. dijo:

    Hola Natalia, enhorabuena por tu blog, y gracias en nombre de todos los que te seguimos por tus reflexiones.

    Que por que tu entrada de 7 claves para hablar en publico sin nervios tiene exito? esa pregunta creo que se responde en la propia entrada.

    “Dicen que el miedo a hablar en público es uno de los temores más extendidos en la sociedad occidental, no sé si será así, pero es cierto que a muchas personas les cuesta ponerse delante de una audiencia y transmitir de forma convincente sus ideas; he visto excelentes presentaciones pasar desapercibidas por los nervios del orador.”

    Dicen y es cierto. Por mi trabajo tengo con mucha frecuencia que exponer en publico desde presentaciones de productos a soluciones complejas pasando por resultados de negocio o planes estrategicos al board of directors de la compa;ia y creeme, aun sigo sintiendo esas mariposas en el estomago. Como una vez me explicaron en un curso de tecnicas de comunicacion, el secreto esta en conseguir que esas mariposas vuelen todas en formacion, que podamos controlarlas y que no vayan de aca para alla a su antojo. No importa las veces que lo hagas, siempre existe la tension del momento en que te plantas frente a 20, 30, 100 personas que sientes estan expectantes a tu mensaje.

    Este es creo que una de las areas en las que nuestro sistema educativo esta fallando. Como sabes mi trabajo esta muy relacionado con la educacion y tengo exposion al enfoque de sistemas en varios paises. No he encontrado aun ninguno que sea comparable al nuestro en lo que se refiere a potenciar las habilidades de comunicacion de las personas, por su defecto.

    Hoy en dia es materia de debate en todo el mundo el como incorporar competencias que ayuden a la empleabilidad de la persona una vez finalizen su etapa escolar/universitaria. Esta para mi es una de las competencias clave. La comunicacion es el eje sobre el cual se vertebra la capacidad de conseguir metas, vender productos, alcanzar puestos de trabajo de relevancia e incluso potenciar las habilidades relacionadas con el liderazgo o del desarrollo personal para interactuar con tu entorno.

    He estado leyendo recientemente un par de libros relacionados con el tema, uno de Javier Reyero (hablar para ConVencer) y otro de Carmine Gallo (The Presentation Secrets of Steve Jobs) y creeme al final todo se resume en … las 7 claves.

    Good Job Natalia.

    un abrazo. M

    PD> disculpas por las tildes, mi teclado UK es un suplicio para poder poner una tilde …

  6. Hola Natalia,
    creo que es el (“yo social”: la interrelación con los otros) tal como lo expresas al final del post. También puedes imaginar la cantidad de terapia que nos ahorramos los blogueros, al expresar las ideas con el ordenador y con el sentimiento de que hablas con alguien.

  7. luismiguel03 dijo:

    pues si muchos estan enganchados al facebook y al tuenti.Yo por lo menos no estoi enganchado con las redes sociales.si quieres una visita en mi blog:
    http://luismiguel03.wordpress.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s