Las 10 claves para que las vacaciones de tus hijos no te vuelvan loco

los pies de un niño de vacaciones en la playa

Cuando les dan las vacaciones a los niños, me pongo a temblar y, todos los años, supongo que como muchos padres, al cabo de unos días pienso:

¡Bendito colegio y bendita rutina!

Porque a veces las vacaciones son agotadoras, en mi caso con 4 adolescentes que dejan todo por el medio, se pelean, chillan y obedecen (cuando lo hacen) a la cuarta o a la quinta.

¡Pero este año tengo un plan! En vez de pelear voy a disfrutar.

Me he propuesto que las vacaciones sean un periodo de verdadero descanso para todos y, para ello, voy a tomar algunas medidas que creo que me van a ayudar:

1.        Los pactos de “gobierno”

He pactado con mi hija de 12 años que si no chilla en todo el día, la dejo acostarse a la hora que quiera. ¡Funciona! Ni un grito en 10 días y se acuesta muy poco más tarde de la hora habitual. Voy a intentar nuevos pactos con ellos.

2.       No estresarme si no funciona

Cada día estoy más convencida de que nuestros hijos son un espejo nuestro. La semana pasada, en un momento en el estábamos todos enfadados, me di cuenta de que, en realidad, la que estaba de mal humor era yo y se lo había contagiado a los demás. Me fui a pasear, a desestresarme y a la vuelta volvió la calma.

3.       Si los demás están de mal humor, ¡ni caso!

Cuando son los otros los que están de mal humor, debemos respirar y hacerles el menor caso posible. Parece mentira, pero si conseguimos no contagiarnos, incluso hacer una broma, se les pasa.

4.       Dividir responsabilidades

Por escrito, en un cuadro y que sean fáciles para cada uno, incluso que las elijan ellos. Para que las hagan, se puede condicionar alguna otra actividad que les guste a que terminen primero esa. Al principio cuesta, pero luego se habitúan y ¡no protestan!

5.       No enfadarme, aunque TODOS intenten sacarme de quicio

Realmente ninguno quiere que nos enfademos, nos prefieren alegres; además, el buen humor es contagioso. A veces pensamos que el mundo está en contra nuestra, pero no es así, en realidad no somos tan importantes… Si tratas de sonreír a todas horas, te encontrarás disfrutando más de cada instante. Suena a “buenista” pero funciona.

6.       Cuando esté con ellos, el tiempo que sea, voy a estar con ellos de verdad

Cuando no esté trabajando he decidido dedicarme a ellos de verdad: hacer deporte juntos, pasear, nadar, charlar, lo que sea, pero con toda mi atención.

7.       Voy a aplicar la neuroconciliación

En el trabajo me centro en el trabajo, en casa, me centro en casa. No puedo vivir con el cuerpo en un sitio y la mente en otro: genera mucho estrés.

8.       Me voy a concentrar y, para ello, voy a apagar el móvil y el ordenador a ratos.

A veces creemos que estamos con ellos, o realizando una tarea concreta, pero en realidad atendemos a mil cosas: mensajes, llamadas, correos, etc., en realidad nos cuesta mucho concentrarnos en una sola actividad y tardamos más de la cuenta en hacerla y la calidad no es todo lo buena que podría ser. Se es mucho más eficaz cuando uno se concentra en una sola cosa. Voy a aprender a apagar el móvil y a no consultar Internet en intervalos de hora y media.

9.       ¡Quiero dejarles ser!

No necesito tener razón, ni que sean o se comporten como yo quiero (salvo que sea algo realmente peligroso para su salud). Voy a tratar de entender su realidad, sus conflictos, sus cambios hormonales… No hacen las cosas para fastidiarme, solo necesitan experimentar. Nunca aprenderán a tomar las decisiones correctas si me empeño en decidir por ellos.

10.    Hablar con ellos y decirles cómo me siento

Cuanto más hablo con ellos, más cerca están y son más capaces de sentir empatía y colaborar en la armonía familiar de buen grado y cuando yo no me sienta bien, esté cansada o de mal humor, se lo voy a decir, así aprenderán a hacer lo mismo y podré comprenderles mejor.

No sé si funcionará, supongo que a ratos, pero lo voy a intentar. Y tú ¿tienes planes para que las vacaciones de tus hijos no te vuelvan loco? Ten en cuenta que vayas donde vayas, esos “planes” pueden viajar contigo.

 

Anuncios

Acerca de Natalia Gómez del Pozuelo

Nací en Madrid el siglo pasado (el año da igual ¿verdad?), estudié Empresariales e hice un postgrado en Marketing por la universidad de Berkeley, lo que me sirvió para trabajar más de 15 años en diferentes puestos directivos de varias empresas multinacionales. En ellas aprendí mucho sobre gestión, proyectos, marketing y comunicación. Salir de España y vivir en varios países me hizo entender que “tener razón” no es importante, lo que sí es crucial es mantener la mirada abierta y creativa para observar la realidad desde diferentes puntos de vista y tratar de vivir en consonancia con aquello que nos produce bienestar. Por ello, un día, en un momento de lucidez decidí cambiar de rumbo y dedicarme a escribir. Hoy, 10 libros y muchos artículos después, siento que hago lo que de verdad me gusta, tanto en la escritura como en la formación y en las conferencias que imparto.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Las 10 claves para que las vacaciones de tus hijos no te vuelvan loco

  1. Natalia estoy completamente de acuerdo con todos los consejos que propones, a veces, las cosas son más sencillas de lo que creemos, pero en mi caso (como en el tuyo y de otros muchos padres), con una hija de 15, y un par de mellizos de 12 (chico y chica)……….. la situación se complica! Por este motivo, y pensando sobre todo en los papás y mamás, escribí el post “Adiós Junio… y ahora qué?” http://mariancastelloescoda.blogspot.com.es/2013/06/adios-junio-y-ahora-que.html
    Gracias por compartir con nosotros y Feliz Verano!!

  2. Pep_Costa dijo:

    Vaya por delante mi admiración con 4 adolescentes juntos, la trifulca d los indignados debe parecer un juego d niños; yo tengo dos d 15 y 16 y tengo asamblea cada dia, lo cual no es malo precisamente. Al final todo se reduce a una simple ecuación: dedicación + paciencia + negociación = “armonia” q al final es el resumen d tus normas básicas. Y un pequeño / gran añadido: cuidar mucho las relaciones y amigos d nuestros hijos. Feliz verano y suerte..!
    Pep_Costa

  3. San Bendito dijo:

    Estos diez mandamientos para ti, son nuestra rutina diaria con uno solo hiper-activo. No para ni debajo de la ducha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s