Es gris el día

Es gris el día y el color lo llena todo de un deseo de recuerdos, de esos de polvo también grisáceo, de esos que se te enredan al pelo y crecen con él, de esos que nos sabes si de verdad sucedieron o los inventaste.

Es gris el día y por eso el verde es más luminoso, aunque no den ganas de mirarlo.

Es gris el color de una tarde de pantuflas al lado de la chimenea con un buen libro cerca que apenas se ojea.

Es gris el borrón sobre el papel como la nube sobre el alma, porque parece que el gris es un color que lo llena todo, que no deja mucho espacio, que aplasta las cosas como si tuviera fuerza él solo para hacer algo. Pero, en realidad, solo tiene la pesadumbre que uno le otorga, es solo la espera angustiosa a que llegue el rayo de sol, ese deseo de otros colores, de otros tiempos.

Si uno mira cómo canta el fuego naranja, entiende que el gris le va bien. Si el amarillo del otoño se cuela por la ventana, también uno lo comprende gracias al fondo gris.

Sin el gris no habría matices, todo sería de color. La vida gris es la vida en sus colores, en su pasar.  

Artículos relacionados:
Mañana siempre vuelve
Tumbitas de gato
La vida es juego

Acerca de Natalia Gómez del Pozuelo

Nací en Madrid el siglo pasado (el año da igual ¿verdad?), estudié Empresariales e hice un postgrado en Marketing por la universidad de Berkeley, lo que me sirvió para trabajar más de 15 años en diferentes puestos directivos de varias empresas multinacionales. En ellas aprendí mucho sobre gestión, proyectos, marketing y comunicación. Salir de España y vivir en varios países me hizo entender que “tener razón” no es importante, lo que sí es crucial es mantener la mirada abierta y creativa para observar la realidad desde diferentes puntos de vista y tratar de vivir en consonancia con aquello que nos produce bienestar. Por ello, un día, en un momento de lucidez decidí cambiar de rumbo y dedicarme a escribir. Hoy, 10 libros y muchos artículos después, siento que hago lo que de verdad me gusta, tanto en la escritura como en la formación y en las conferencias que imparto.
Esta entrada fue publicada en Literatura, Varios y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Es gris el día

  1. Maria dijo:

    Muy bello parrafo ,Natalia,e inteligente manera de ver .El gris es el anuncio,el deseo latente…del color que asoma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s